¿QUÉ ES LA PASTA TÉRMICA? SU USO E IMPORTANCIA

Posiblemente nunca te has preguntado cómo logran los dispositivos electrónicos, especialmente los notebook, disipar su calor y evitar el recalentamiento de sus componente. Pues, la encargada de esta importante tarea se llama pasta térmica.

En este artículo te enseñaremos para qué sirve esta masilla, de qué está hecha y por qué es necesario renovarla periódicamente. 

¡QUÉ ES LA PASTA TÉRMICA Y PARA QUE FUNCIONA?

La pasta térmica sirve principalmente como un elemento físico intermediario entre el procesador y el disipador, para que el calor generado por el primero pueda moverse a lo largo de la pasta térmica y llegar al segundo que, a través de sus ventiladores, lo enviará al exterior.

Además, sirve para rellenar irregularidades que puedan existir en la superficie metálica y lograr así un mejor contacto entre ambas partes.

Este apartado suele estar presentado en forma de jeringuilla y tiene un aspecto denso y líquido por partes iguales. Normalmente, es una pasta blanca o de un color parecido, como es el azul muy claro o el gris claro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LO QUE DEBES SABER SOBRE LA SUBIDA DE TENSIÓN ELÉCTRICA

¿CUÁLES SON LOS TIPOS MÁS UTILIZADOS DE PASTA TÉRMICA?

Hablemos de los tipos de pasta térmica más comunes en el mercado. Al momento de elegir una es necesario fijarse en su calidad y uso que se le dará, para evitar daños en el equipo.
  • De compuesto cerámico: es una de las más fáciles de aplicar y más económicas. Tienen un color parecido al blanco y suele mezclar silicona con polvo de cerámica. Podríamos decir que es la más básica de todas y puede ser un buen conductor térmico en procesadores que no sean exprimidos al 100%.
  • De metal: proveen mejor conductividad de calor gracias a sus componentes que incluyen plata, oro y cobre. Por ello, también su precio es más elevado. Al momento de aplicarla, es recomendable seguir las instrucciones del fabricante, ya que por su alta conductividad esta masilla se volverá más líquida, tienda a ser más difícil de aplicar y, de hacerlo en exceso podría provocar cortocircuitos.

¿CUÁNDO CAMBIAR LA PASTA TÉRMICA Y POR QUÉ?

Aunque no hay una fórmula perfecta para saber cuándo hay que cambiar esta masilla, es fundamental verificar constantemente la temperatura del notebook. Si esta está muy elevada, entre 45 o 50 grados centígrados en IDLE y hace frío, hay que cambiarla.

Sabremos que la pasta térmica está funcionando cuando las temperaturas del procesador sean bajas y estables. Esto varía dependiendo del procesador, pero normalmente entre 30 y 40 grados centígrados en IDLE (reposo) con un disipador de aire normal.

Respecto del tiempo de reemplazo de la pasta térmica todo dependerá de la calidad de la misma, de la temperatura ambiente, del tiempo de funcionamiento del ordenador, del porcentaje de utilización de la CPU y alguna que otra razón más. Lo recomendable es reemplazarla cada año.

Si te gustó este artículo, comparte y déjanos tu opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados